Blog E.Primaria

    El consuelo que los niños proporcionan es tan grande como verdadero, porque en los niños está fija constantemente la mirada de Dios.      (Madre Alberta)